Qué hizo Isabel G Barón con su premio…

Isabel García Barón ganó la Zona Flúor en Somos Científicos mayo de 2017, y esto es lo que ha hecho con su premio desde entonces…

 

Tras participar en Somos Científicos, decidí que quería utilizar el premio obtenido en la divulgación de un tema que, aunque no sea el foco de mi trabajo, creo que es necesario afrontar y cuanto antes: la problemática de los plásticos en el medio marino.

Para ello he estado colaborando con una asociación llamada Gaea, que está comenzando a organizar actividades de recogida de basuras en el fondo marino en colaboración con la federación vasca de buceo y varios clubes. El problema no se encuentra sólo en la superficie, aunque sea la parte visible, esto sólo es la punta del iceberg.

Sin importar donde vivamos, los océanos juegan un papel fundamental en nuestras vidas impulsando la economía, creando puestos de trabajo y abasteciéndonos de alimento. A pesar de todo, los seres humanos somos responsables de la llegada al mar de más de 7 millones de toneladas de basura cada año, predominantemente plástico. Esto, junto al lento proceso de degradación y al constante incremento de la producción y consumo de estos compuestos están convirtiendo los océanos en un vertedero. Al contrario de lo que gran parte de la población cree, no debemos ir muy lejos para ser observar este problema, ya que los residuos ya son parte de nuestras costas. Las consecuencias son muchas y diversas: desde el impacto en ecosistemas y fauna marina, hasta efectos en turismo, economía y salud pública. En España, solo un 30% de los residuos se reciclan, y además no todo lo que llega a las plantas de reciclaje termina siendo transformado para un nuevo uso. Por otro lado, la consolidación del consumo de usar y tirar ha provocado la proliferación de residuos plásticos que dañan el medio ambiente. Para hacer frente al imparable proceso de generación de estos residuos, Europa ha prohibido los plásticos de un solo uso a partir de 2021. Pero puede que para entonces sea demasiado tarde. Tenemos que actuar ahora.

Por ello, en marzo de 2019 ayudé a organizar una charla dirigida a público general en al que traté el tema de las basuras marinas, con la intención de acercar a la ciudadanía un problema que debemos empezar a ver como propio para impulsar una transformación de nuestros hábitos cotidianos. Acciones a nivel local pueden desembocar en grandes impactos a nivel global. Aunque es un tema muy tratado actualmente, existe aún desconocimiento, por ejemplo, de la existencia de productos alternativos a los fabricados esencialmente con plástico. Así una de las ideas principales fue recalcar la reducción; el reciclaje nunca va a dejar de ser importante, pero hemos llegado al punto de que la reducción es primordial.

Para involucrar al público, se planteó un juego-concurso estilo Trivial a través de la plataforma interactiva Kahoot y se repartieron objetos fabricados sin plástico como premio simbólico para los ganadores/as.

Además de colaborar con la Fundación Gaea, he comenzado un proyecto de divulgación junto con mi amigo Joshua G. Herranz llamado Marine Life Project. Ambos trabajamos en temas relacionadas con el ecosistema marino por lo que decidimos poner en marcha un perfil en Facebook y un perfil en Twitter: @MarineLifeProj.

Dentro de este proyecto, además de la divulgación diaria de curiosidades y noticias relacionadas con el mundo marino, acabamos de publicar una aplicación para móviles titulada “Cetáceos del Mundo”: una guía en la que se puede acceder a la descripción de las especies, características de identificación, comportamiento, hábitat y distribución, mapas de avistamiento y estado de conservación de las especies.

Pincha para descargarte la app.

La información en la aplicación Cetáceos del mundo es el resultado de la investigación en literatura científica, actualizada y confiable, pero con textos fáciles de entender sin precisar de conocimientos científicos previos para disfrutar de la misma. La aplicación describe 93 especies de ballenas, delfines, zifios y marsopas de una manera entretenida, conteniendo tanta información como un buen libro, pero con la comodidad de llevarlo siempre en el bolsillo.

Para cada especie se puede encontrar una identificación rápida mediante cuidadas ilustraciones, una descripción completa, información sobra la distribución, el hábitat, la dieta, la reproducción, posibles puntos de avistamiento y épocas de mayor frecuencia, la vocalización, nombres populares, datos clave, información sobre la taxonomía, el nombre científico y fotografías.

Con la experiencia acumulada, nos lanzamos a crear una segunda aplicación, esta vez sobre tortugas, que se llama “Tortugas del Mundo”.

Posted on junio 3, 2020 by modangela in Noticias, Noticias y anuncios, Premios, Última hora. Comentarios desactivados en Qué hizo Isabel G Barón con su premio…